La casa


la casa está herida no hay voces, ni canción de cuna ni olor a manzanas asándose al horno sólo quedó aquel crujido de huesos, astillas clavándose en el cuerpo.

la casa tenía un destello de azules que cruzaba el umbral por las mañanas y entibiaba los tarritos que guardan especias. tenía un hogar encendido. alguna vez fue la paz, otras la guerra sin embargo era mejor aquel tronar del fuego, aquel silencio apacible que este frío que la atraviesa como una navaja que usurpa y devora el misterio de las cosas: las breves macetas, el mantel a cuadros, los retratos custodios de la vida la ropa inmóvil, esos adornitos tornasolados, el almohadón bordado de pájaros.

desde aquel grito, aquel crujido de huesos, la casa agoniza en un dolor constante.

Autora: Ana Gervasio

Es poeta y editora. Nació en Italó, Córdoba, Argentina. Actualmente vive en Buenos Aires. Publicó La llave en el pico del cuervo, junto al poeta Roberto Esmoris Lara (Linda y Fatal Ediciones, 2011) y su libro de poesía La calle de los pájaros (Linda y Fatal Ediciones, 2015). Participó de la antología Gente Mayor con su relato “El crepúsculo posible” (Cienvolando, 2015). Participó de la antología Poemas de la Resistencia con su poema "Canto compañero" (Clara Better, 2016).