Furia

de  lo que no van poder callar  por más que se esfuercen