• Patricia Lezama Rosas

Cadena perpetua


Cadena perpetua en el color, en la miseria de la mirada. La cerveza alimenta mi estado de ánimo, exprimo la cazuela, corro con mi globo en la mano, tropiezo y caigo en banquetas que se convierten en mi hogar; en dedos del ciego, con el café mañanero que resucita, calco la anemia; los malos tiempos han hecho que crezcan las várices por tanta espera frente al hotel. Entre el cigarro y el pulque escupo mis ruinas y canto con la voz hecha nudos, en ese nuestro recinto que se ha vuelto un ring de caídas y caídos.

Autora: Patricia Lezama Rosas

Foto de Marina Klein