• Luis Miguel Martín Antón

Ovejas negras


Y nosotros aquí, criando malvas…

¿es eso normal?

¿es eso negro, ahora?

¿es estadísticamente inocuo?

Balemos más…

Dejemos de estar muertos

seamos serios como telescopios

pues también se reúnen amapolas azules en lejanos universos

busquemos planetas hembra

busquemos lo insólito muy lejos

busquemos…

busquemos amores lésbicos

seamos amapolas rojas apiñadas.

Miles de millones de años amándose sin palabras

ella es pequeña y de anhelantes cráteres

vive en escala de grises

brilla sobre zonas erógenas

ella es simple como un hombre

ligera como un hombre

obvia como un hombre

como un hombre, muestra siempre su cara alegre

mientras gira a su alrededor

como sólo un hombre sin atmósfera gira

como sólo un hombre convierte su deseo en luz.

Ella es grande y fecunda

de ancha cadera es azul erótico

es hielo y manzana

es volcán y sustrato

a su aire deja sus múltiples pechos de pezones nevados

en su agua de caramelo viven otros mundos y astrolabios

hogar de amapolas que besan con sus pétalos

hogar de amapolas que besan

hogar de amapolas

hogar

¡quién viviera en ti y entre sus pétalos!

Busquemos…

besemos…

seamos amapolas

busquemos un planeta de besos globales

busquemos planetas hembra que se amen.

Autor: Luis Miguel MARTÍN ANTÓN

Natural de Vilviestre del Pinar, Burgos, 1964.

Licenciado en Informática he estudiado en las universidades de Salamanca y Valladolid. Trabajo como analista-programador en el servicio de informática de la Universidad de Burgos.

Últimamente he retomado el interés por la lectura y escritura de poemas. Me gusta componer problemas y estudios de ajedrez, también haikus y hacer algo de fotografía.

Imagen de G. Klimt