El colapso de la función

                                                                                                      Lugar: Troncal

 Año: 1999

Una vida sin recuerdos es un recuerdo sin pasado, un recuerdo sin pasado es un espacio sin tiempo y un espacio sin tiempo es una mentira.

 

 

El espacio/tiempo

en el que mi realidad newtoniana se encuentra,

justo en el momento en que se estén leyendo estas líneas,

se encontrará cubierto de curvas y pliegues

a causa de la gravedad que aparentemente me esclaviza.

 

Hoy ya no logro tener certeza

de si me encuentro en un universo,

o si puedo crear millones de ellos

dentro de un grandioso multiverso.

 

Ya no sé en cuál de los posibles universos paralelos

es en donde me encuentro,

ya no puedo saber mi posición y momento,

solo respirar incertidumbre

es lo que verdaderamente puedo lograr.

 

Ahora solo camino por la vida

colapsando funciones de onda constantemente,

en una realidad incierta que me oculta siete dimensiones

y una potencialidad infinita,

construida sobre niveles tan básicos

como el de la escala de Planck.

 

Aunque han tenido que transcurrir cincuenta años

para lograr entender que en verdad no hay contacto,

y que todas las caricias fueron solo ficción

a causa de los espacios entre las partículas subatómicas,

aún hay tiempo para asimilar que todo al final

resulta ser el producto de ideas, conceptos e información,

pues cuando ya no es posible insistir

en que debe existir un camino de A hacia B,

la ruptura de los paradigmas

abre las puertas a una nueva comprensión de la realidad,

a un mundo sin barreras,

a una realidad interconectada,

que empieza a mostrarnos un bosquejo

de una posible unificación.

 

Es aquí en donde la conciencia

es la única que puede mostrarnos

el camino de la abstracción a la materialidad,

de lo subatómico a lo astronómico,

es la manifestación más próxima

de la relación entre lo superpuesto y lo concreto,

de las ondas de posibilidades

a las partículas de experiencia.

 

Es la responsable de que el observador sea capaz

de influir en los millones de resultados posibles,

pues es ella, la que después de todo

colapsa la función.

 

Autor: Álvaro Alfonso Acevedo Merlano 

 

Álvaro Alfonso Acevedo Merlano, oriundo de Ciénaga Magdalena, creció entre el mar Caribe, la zona bananera de García Márquez y la Sierra Nevada de Santa Marta. Es etnógrafo y antropólogo egresado de la Universidad del Magdalena, Colombia; candidato a magister en comunicación y desarrollo de la Universidad Cecilio Acosta en Venezuela y maestrante en educación de la Pontificia Universidad Javeriana. Actualmente es miembro del grupo de investigación sobre oralidad, narrativa audiovisual y cultura popular en el Caribe Colombiano - ORALOTECA y miembro asociado del Grupo de investigación sobre Antropología de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad del Magdalena - ACTUM. Hace parte de la red mundial de escritores en español: R E M E S.

 

https://javeriana.academia.edu/AlvaroAcevedo

 

Twitter: @AcevedoMerlano

 

 

 

Please reload

Todos los textos de está página pertenecen a sus autores, así como la mayoría de las imágenes. 

Si algún visitante siente vulnerados sus derechos de autor puede escribirnos a revistaextranasnoches@gmail.com  

que de inmediato retiraremos el material.

Revista Extrañas Noches –literatura visceral- 

ISSN: 2524-9266

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com