• Juana Leiva Orellano

Ojalá


que se hinchen con pétalos tus pulmones

que corra agua de lluvia por tus venas

y cuando despiertes los pimpollos sean árboles


no adviertas las marcas de sus garras

¿no me estás escuchando? excelente

vas a enterarte del aullido de la corteza


que tu alma se cubra de moho negro

que en tus poros florezcan champiñones

y cuando te levantes que sea musgo tu pelo


no corras, vas a levantar seco polvo

no habrá rocío para saciar tu sed

será culpa tuya por no saber sobrevivirme


que te pongas coronas de matorrales

que encuentres los huesos huecos del roble

atiende a sus lamentos, presta atención


no discutas sus acusaciones

no creo que esta vez seas tan valiente

porque este animal será brutal


que le encuentres remedio al asco

que puedas vislumbrar el final del camino

y cuando me descubras loca, ausente, perdida


no me llames, no me mires, no percibas

no camines arroyo arriba, guarda

hay algo antiguo que se remueve en el monte



 

Autora: Juana Leiva Orellano

@juanalina_leiva


Imagen de Robert Mapplethorpe