top of page

Bajo esta Piel Diversa (Adelanto para degustación)

El Verdulero



Era verano, estaba sentado afuera porque había cortado la luz. Era las 19hs y aparece un chico en moto vendiendo sopa paraguaya a $500 la porción en una caja. Tenía un short de fútbol y musculosa; era un chongo. Le compré la porción y le pregunto que más vendida. Me dijo que era verdulero y que hacía las ventas a domicilio y que también era albañil. Entonces le pregunto si sabía colocar una repisa que tenía suelta, me dijo que tenía que ver primero. Lo hago pasar así sin mucho pensar, fuimos a la pieza y le muestro la repisa. Me dijo que tenía que comprar algunas cosas y me la ponía. En ese momento le dije ok y le acompañé a la puerta. Antes de irse me dijo que si quería verduras para mañana, le dije que sí y que me trajera cebolla y papas; me preguntó “banana no?” y vi un destello en su mirada. Le dije “sí ¿cuál tenés? ¿Las ecuatorianas o las comunes?” me respondió “naaaa las comunes nomás, pero son muy ricas”. Le dije ok y me saludó con un apretón de manos.


Al otro día por la mañana aparece el mismo chongo con su caja llena de verduras. Lo atendí en el portón y lo hice pasar. Le pregunté cuánto era todo y me dijo $700. Le di un billete de mil y me dijo “no tengo cambio mi rey”. Lo miro fijamente y le digo “y bueno ¿cómo podemos hacer?” me mira, se toca la pija y me pregunta “¿estás solo?” le digo que sí y fuimos hacia un pasillo cerca del baño y le hice un pete. En ese momento me decía “dale putito ¿esto es lo que querías desde anoche?” y yo con su pija en mi boca le decía que sí. ¡Me agarraba de la cabeza y me la metía hasta el fondo y me volvía a decir “dale dale aguantá!”. En un momento con los ojos medio llorosos lo miraba mientras se pajeaba y me decía “dale abrí la boca que ahí viene” y cuando estaba a punto de acabar me metió hasta el fondo de la garganta y ahí sentí como acababa y todo su semen se iba hasta el fondo hasta tragar. Terminé yo también y me dice “anotá mi número así cuando necesitás algo pedime”. Anoté su número y lo despedí.


Al otro día le escribo para pedirle otras cosas y me responde su mujer. Me dice que cuando volvía de hacer unos tramites le iba a pasar el mensaje. Como no respondía, le volví a escribir por la tarde y no le llegaban los mensajes. Me bloqueó del wsp. Pasaron así unos días y escucho que golpean la mano y era él con su caja de verduras. Le digo” ey apareciste”. Me dijo que era todo un tema su mujer y que no puede quedarse a hacer nada. Lo entendí y se fue.


Pasaron los días y venía a la mañana a preguntar que quería y por la tarde pasaba a darme las cosas. Y solo por la tarde podíamos hacer eso. Me encantaba cuando me decía “dale putito, trabajá por tu leche”, o “esto es lo que querés dale demostrame”. Era la primera vez que me calentaba aun mas con las palabras. Un día me dijo “que ganas de llenarte la cola de leche” y acabé casi al instante.


Paso casi un mes y no sabía nada de él. Una tarde aparece y noté algo extraño en sus ojos. Le pregunté cómo estaba y me dijo que bien, que ahora es una nueva persona porque es cristiano y que ya no podía seguir haciendo lo que hacía. Yo impactado lo entendí y a continuación le dije “pero no vas a negar que la pasamos bien”, él lanza un suspiro y me dice “qué no, we sos el mejor”. Le dije que está bien y que cuando quiera pasar a vender que no hay problema.


Pasó de nuevo casi un mes y aparece vendiendo pan casero. Le compro dos panes y lo hago pasar. Me dice que no quiere hacer nada que solo está trabajando. Yo me río y le digo “no te vas a aguantar”. Se ríe y hablamos un rato. Me dijo que se llamaba Fabricio y que era de la localidad de San Martín, un pueblo del interior del Chaco y que hace años vive en Resistencia. Yo ingenuamente le pregunté si fui el primero con el que estuvo y él se rió y me dijo “claro que no”. Me contó que tiene dos hijos y que quiere hacer las cosas bien por Dios. Él estaba sentado en una banqueta de la cocina y yo parado sobre el mostrador. Tenía un short de futbol y se le marcaba todo. Le dije “mirá cómo estás”, él respondió “y bueno”. Me acerco, me arrodillo y el saca su pija y me la mete en la boca diciendo “esto es lo que querés? ¡Mirá lo que me hacés hacer! ¡Ahora trágate toda!”. En ese momento golpean las manos en mi portón y era un chongo a quien estaba esperando. Se pone el short rápidamente y se pone la caja sobre su pija para que no se le note cuando saliera de mi casa. Lo despedí e hice entrar al chongo. El chongo me pregunta “¿interrumpí algo?” le digo que “sí” y me dice “bueno podés terminar conmigo”. Fuimos a la pieza y me cogió.


Pasan unas semanas y Fabricio llega a mi casa con las manos negras porque se le había roto la cadena de la moto. Le digo que a la vuelta de casa hay un taller, pero me dice que si puede pasar a lavarse las manos. Lo hago pasar se lava las manos y le doy agua para tomar. Me dice “voy al baño de nuevo porque no salió todo”. Yo lo seguí y le chupé la pija de nuevo, él me hizo parar y me dio vuelta contra la pared. Me chupó el culo mientras yo sacaba de la repisa un preservativo. Me cogió parado en la pared apoyando su mano sobre mi cara y la otra en mi espalda. Me decía “dale entregame esa colita, dale abrí abrí”. Mientras me cogía sentía el olor a nafta de la moto y tenía aún sus manos sucias. Me sentí sucio también y me gustó más aún. Una vez que acabó se subió el short y me miró profundamente, algo que nunca hizo. Lo acompañé hasta afuera y lo despedí. Esa fue la última vez que lo vi.


Ya pasó casi un año y nunca más volvió a mi casa. Se que vive en el barrio porque de vez en cuando lo cruzo en su moto. Una vez crucé un semáforo y él estaba estacionado, lo miré y se sonrió. Amo esa complicidad y aunque ya no viene más para acá siempre le cuento a mis amigues que mi mejor polvo fue el que me dio el verdulero.


 

Esto que estás leyendo es un adelanto de la Plaquette Bajo esta Piel Diversa publicada recientemente por Ediciones Frenéticxs Danzantes.


Si te gustó podés leerla completa online de forma libre ACÁ o comprarla ACÁ



Autor Jona Alonso


Fotógrafo y realizador audiovisual disidente de Resistencia Chaco


Formación

Profesor en Artes en Teatro

Técnico en Actuación

Productor Audiovisual

Realizador Audiovisual

Editor Audiovisual

Fotógrafo


Realización profesional

-Nuevo Comienzo Films-Productora Audiovisual-2016-Chaco Argentina

-“En Torno a mí”-Video Danza (Realizador)- 2016-Chaco Argentina

-“Así Libre”-Cortometraje (Realizador)-2017-Chaco Argentina

-“Extraño Día”-Cortometraje (Realizador)-2017-Chaco Argentina

-“Resistencia Trans”-Documental (Realizador)-2017-Chaco Argentina

-“Antes de Irte”-Cortometraje (Realizador)-2017-Chaco Argentina

-“Similares”- Documental (Realizador)-2017-Chaco Argentina

-“Burla”-Video Arte (Realizador) 2018-Chaco Argentina

-“Morfosis”- Video Danza (Realizador)-2018- Chaco Argentina

-“Espacio Ausente”- Video Danza- (Realizador)- 2019-Chaco Argentina

-Mi Ñeri (Realizador)- 2018- Chaco Argentina

-INPROTOUR (Instituto de Promoción Turística)-2020-Publicidad-Asistente de producción-Chaco Argentina

-“Tiene Más Historias el Cielo”-Cortometraje (Realizador)-2020-Chaco Argentina

-“194 Suspiros”- Cortometraje (Realizador) 2020-Chaco Argentina

-“Agradecimiento Ancestral”-Video Danza (Realizador) 2020-Chaco Argentina

-“Mucho Silencio por Acá”- Cortometraje (Realizador) 2020-Chaco Argentina

-“Iridiscentes”-Documental (Realizador) 2021-Chaco Argentina

-“Duele la Carne cuando hay que Morir” (realizador) 2022-Chaco Argentina



Premios

-CRUDA (2017)- Video Danza- (Producción)- Ganadora del Festival de Cine Regional Guácaras 2017 Primer Premio-Corrientes Argentina

-Mi Ñeri (2018)- Cortometraje (Realizador)-Proyecto ganador Pitching Incubadora 2018- Chaco Argentina

-Premio fotografía “La educación Pública”-2018-Instituto Rodolfo Walsh-Chaco Argentina

-“Resiliencia”-Mención Especial del jurado-Concurso de fotografía Mundo Queer 2021-Buenos Aires Argentina

-“Premio del Público al Cine Regional” 3er Festival Internacional de Cine-2021 Entre Ríos


Instagram




Comentários


bottom of page