• Patricia Lezama Rosas

Fantasma del reloj


La casa huele a soledad,

a suicidio:

fantasmas se adueñan del reloj.

Cedí a la lucha con mi retrato.

Sin comprender las fugas

canta el gallo.

Vuelvo al segundo atroz en que el clarinete

me dice más que una leyenda,

el cojín se apodera de mis sueños

y desde mi posición fetal

los veo confundirse.

Voraz

se acaba

el momento.

Autora: Patricia Lezama Rosas