Princesa

 Volví el mismo viernes al mismo parque, esperando volver a verla manejando el taxi. Pasaban como manchas amarillas bajo la lluvia, sin saber cuál era el de ella. Sentada desde el banco los miré, esperando ansiosamente quizás verla.


Agua mojaba mi ropa, tibiamente, calmando el calor interno que provocaba su recuerdo. Se fue la nube pasajera, y el sol volvió a secarme las ganas. Pasó la lluvia, como tal vez pasó otra vez ella, pero yo sin verla.


Corrí a secarme a casa y recordé que había hecho planes con Sofía. Llegó a las ocho, preguntando si la había vuelto a ver. Sabía que aquella noche en el taxi, habíamos tenido una rara conexión. Le conté mi desventura y planeamos ordenar una pizza y mirar televisión hasta tarde.


Llegó la pizza justo a tiempo, abrí la puerta hambrienta. Mis ojos, una vez más en sus ojos. Ahí estaba, parada frente a mí, con la pizza en sus manos, y una sonrisa en sus labios. Por un momento sentí que el tiempo paró, para dejarme observarla.


-“¿ Nos conocemos ? ” Dijo con esa voz dulce.


-“ Creo que nos llevaste una vez en el taxi ” Respondí, pensando con tristeza que no se había acordado de mí.


-“ Si...recuerdo.”
-“ ¿ Querés pasar ? ”. Dije rápidamente arrepintiéndome al segundo después, no quería ser tan obvia.
-“ Claro.” Dijo mirándome a los ojos.


Tan mala idea no había sido. Por fin la tenía frente a mí. Inventando que tenía planes se fue Sofía a su casa dejándonos solas. Comimos, miramos tele, y hablamos. De pronto un silencio me llamó a su boca, y con sed la besé. Sentí como lentamente su cuerpo reposaba sobre el mío. Estiré mi mano hacía la manta que estaba atrás mío, y tapé los cuerpos. Acaricié por encima de sus shorts su cola, y la empujé más contra mi cuerpo. Rápidamente entramos en calor. Tres minutos más tarde, no pude controlarme, y levanté su camisa quitándosela. Sus manos cayeron entre mis piernas, y no podía quejarme, sabía como complacerme. Llegué al orgasmo, justo cuando la sentí entrar, para empezar otra vez. Sus dedos sabían dónde y cómo moverse, al mismo ritmo de su lengua en mi cuello.


Mis manos no querían soltar sus senos suaves, pero tenía que ir más abajo. Corrí su ropa interior y acaricié lentamente sus labios. Su clítoris mojado parecía llamar a mi lengua. Moviéndola hacia el costado, me deslicé hacia sus pies, quitándole el short y la ropa interior. Besé lentamente sus piernas suaves, acariciándola lentamente. Abrí sus piernas de a poco, y respiré su perfume corporal.


Mi lengua acarició sus labios, y redondeó su clítoris. La sentí temblar un poquito, era el momento de mover mi lengua más rápido. Al escucharla gemir de placer, entré con un dedo. Tan adentro como pude, y volví a hacerla chillar de satisfacción.


Sudadas, desnudas y abrazadas, nos dormimos. Desperté en la mañana sola en el apartamento. Llamé a Sofía, y entre risas le conté cada detalle. Más tarde los planes eran para Sofía y su suerte amorosa. Gastón la esperaba en el bar a las siete de la noche, pero ella para no quedar mal, no quería ir sola. Medio arreglada y sin tantas ganas, fui al bar a acompañarla. Comimos, hablaron, mientras yo jugaba en el celular. Después subieron al asiento de atrás del auto de Gastón, y yo sentada adelante me puse a escuchar música. Zíper, gemidos y calor, fue lo único que escuché al apagarse mi celular. Abrí la puerta, y decidí esperar afuera.


Una hora más tarde, salieron despeinados del auto y caminamos juntas a casa. Sofía y Gastón llevaban juntos dos meses viéndose. Pero nunca se veían durante el día, según él trabajaba hasta tarde. Llegamos a mi apartamento, y yo no tenía cómo llamar a la princesa, que la noche anterior me había robado el sudor y tres orgasmos. Solitaria, sola y caliente, esa noche me masturbé.


Sábado tranquilo llegó sin visitas. Sorprendidas y hastías, salimos al bar a tentar a la suerte. Sentado en una esquina me pareció ver a Gastón, pero me distrajo la sonrisa de la bella princesa que compartió mi sillón conmigo. Me susurró si la acompañaba al baño y avisándole a Sofía que ya volvía, me fui atrás de ella.


Entramos y con sus manos me empujó contra la pared, besándome. Mis manos ataron su cintura, y acariciaron después sus senos. Salió apurada riéndose, y confundida la seguí con la vista.


- "¡ Gastón está acá también ! " Dijo Sofía contenta.


Mis ojos tristes, ya lo sabían. Tres segundos antes, miré mi princesa sentarse junto a Gastón y en un beso partirme el alma.

 

 


            
    Autora: María Elisa Robenolt Lenke

 

Nacida en Montevideo, Uruguay en 1983. Graduada en Kennesaw State University Georgia, Estados Unidos de Paralegal. Autora del libro “ Palabras, Sueños e Historias”, disponible Internacionalmente en Amazon/Kindle. Algunas de sus publicaciones y premios Internacionales Incluyen: Ganadora del Concurso Microrrelatos Internacional “ Caños de Oro” de Fernán Nuñez 2019 Córdoba, España. Ganadora de el Tercer Accésit en el XII Certamen Memoria de Poesía María Pilar Escalera Martínez Internacional 2019 Benicarló, España. Finalista VI Concurso Intergeneracional de Ensayo y Relato Breve  2018 Zaragoza, España. Menciones de Honor en el  62 y 65 Concursos Internacionales de Poesía y Narrativa del Instituto Cultural Latinoamericano en Argentina 2018 y 2019. Autora integrante de Varias Antologías Internacionales de Narrativa y Poesía, entre ellas: “El Paso de los Años-Poesía” “Microrrelatos- Recuerdos” “ Cartas- Desamor- Despedida”  Agua Fuerza de Vida” Editorial Versos Compartidos Montevideo, Uruguay 2018, 2019. “ Exilio” Antologías Equinoxio, Mendoza, Argentina. “ Tu Piel entre mis letras Relatos Eróticos, Editorial Alebrijez 2019. “Ensamblando Palabras 2018” Audio libros Poesía y Narrativa“ Voces Selectas 2019 ” Instituto Latinoamericano Argentina. “100 Mujeres Poetas” Nueve Editores, Colombia 2019. “ Gula” Editorial Abigarrados, México 2019.  “ Todos Somos Inmigrantes” Editorial Benma México 2018. “ 10 Años de Rima-Jotabé” Poesía/ Amazon Kindle Internacional. “Cuentos de Misterio, Suspenso y Horror” Editorial Benma 2019. 7 mo Premio en el 1 er Certamen Internacional de Soneto en Honor a la Gastronomía, Buenos Aires, Argentina. Finalista del Concurso de Microrrelatos contra el machismo económico, Fundación Mujeres, 2017, Madrid, España. Publicada en varias revistas Literarias Internacionales.

 

https://www.facebook.com/maria.lenke

 

 

 

 

Please reload

Todos los textos de está página pertenecen a sus autores, así como la mayoría de las imágenes. 

Si algún visitante siente vulnerados sus derechos de autor puede escribirnos a revistaextranasnoches@gmail.com  

que de inmediato retiraremos el material.

Revista Extrañas Noches –literatura visceral- 

ISSN: 2524-9266

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

logo1.jpg