Insurrección y A esa hora

insurrección

[este breve poema es irrefutable no requiere certezas ni enmiendas no tiene voz es mudo como la insurrección de las flores]

a esa hora

como si se extinguiera la llama de un lámpara se apaga el último fuego que encendía el día. un crimen silencioso, sin aullidos ni desesperación la inclemencia del mundo suele ser serena. [a veces, a esa hora, me peinaba delante del espejo arreglaba un poco mi desdicha y esperaba un prodigio de la vida]

Autora: Ana Gervasio

Es poeta y editora. Nació en Italó, Córdoba, Argentina. Actualmente vive en Buenos Aires. Publicó La llave en el pico del cuervo, junto al poeta Roberto Esmoris Lara (Linda y Fatal Ediciones, 2011) y su libro de poesía La calle de los pájaros (Linda y Fatal Ediciones, 2015). Participó de la antología Gente Mayor con su relato “El crepúsculo posible” (Cienvolando, 2015). Participó de la antología Poemas de la Resistencia con su poema "Canto compañero" (Clara Better, 2016).

Imagen detalle de Monet