• Ana Gervasio

preludio de agosto


la tarde cayendo en la autopista

parece un espejismo,

un misterio agazapado a la hora del destino.

en la esquina, dos pájaros eternos

sostienen la pancarta que denuncia:

"en esta calle mataron a Rodolfo".

(qué calle digna para morir /inmensa/

sin atajos ni guaridas/ a la intemperie)

un relámpago frío enciende

el preludio de una llovizna en los baldíos,

los perros y los niños restauran cicatrices

detrás de los umbrales,

alguien que intenta malabares,

desaparece en el torbellino de colores.

no hay nadie

en el presuroso arrebato del gentío,

habita tanta soledad

en esa incandescencia de la muchedumbre.

es tan frágil el instante.

(ojalá esta pena mía, muriera dignamente/

a cielo abierto/ se desangrara sobre la avenida)

quién sabe, entonces,

el perfume a jazmín naciendo en mi vestido,

aquella luminaria de pequeño pueblo,

que crece en mi pecho, todavía

destierren este paisaje oscuro

que tiembla en el cuerpo cada tarde.

quién sabe pueda, por fin,

aferrarme a la vida

sin que lastime tanto el desamparo.

Autora: Ana Gervasio

Es poeta y editora. Nació en Italó, Córdoba, Argentina. Actualmente vive en Buenos Aires. Publicó La llave en el pico del cuervo, junto al poeta Roberto Esmoris Lara (Linda y Fatal Ediciones, 2011) y su libro de poesía La calle de los pájaros (Linda y Fatal Ediciones, 2015). Participó de la antología Gente Mayor con su relato “El crepúsculo posible” (Cienvolando, 2015). Participó de la antología Poemas de la Resistencia con su poema "Canto compañero" (Clara Better, 2016).

Foto de María Cristina Nieto