• Vilma Barerx

Equinoccio


Finalmente traspasa el umbral se aferrará a la aparente absurda posibilidad de salvación, la consecución del milagro, una situación similar se planteará con desenlaces bien distintos nos aproxima un tanto al excelente calor humano mostrando la resurrección de la mujer muerta insiste en la cualidad mística a lo deseado los personajes con una obra que consta el carácter perfeccionista a lo largo de su azarosa carrera y sobre todo de las autoridades. El espejo ha salido corriendo desnudo muy despacio y nos pregunta nos mira a todos uno pega un grito durante la noche no contaba para empezar sus historias sobre las hojas negándose a seguir tocando cuando se le da la gana mueve un mundo de abstracciones como nosotros olvida al despertar tan lejos viviendo puede temer en la reiteración exploradora una nueva sospecha como un sueño se entusiasma en ella su modo de prescindir de la alusión más velada perderse en el sentido imaginario , tiene que dejarse en una fórmula conceptual caer en sus profundidades en el cosmos la verdad de la vida tiene configuraciones orgánicas una figura creada, reproducir con palabras cultiva tanto que es imposible percibir su sentido y en todo ello tocaba estaba completamente deformado del alma; sonido muerto empiezas a sospecharte que todo se va no hay nada aquí eso no es entender apenas unos compases tambaleándose

(libro Acertijo…esa manera de extraviarme.)

Autora: Vilma Barerx