Contralápida y otros textos escritos en la cárcel (Adelanto para degustación)

 

Contralápida

 

“Todos los incurables tienen cura

cinco minutos antes de la muerte”

Almafuerte.

 

 

A algunas cosas no tendría uno

que ceder.

Hay una tentación muy grande

o quizá un canto de sirenas

que viene desde el fondo de uno mismo

allá en lo oscuro

donde habitan

quién sabe qué fantasmas de abandono

quién sabe qué tango

recóndito y sublime

(allá en lo oscuro, digo

en la matriz primera

en que quedó enredado para siempre

un niño solo y angustiado).

Un canto de sirenas

que vuelve y vuelve imantando

el corazón de uno

irresistiblemente hacia las rocas

de la peor orilla.

 

No sé si en arameo,

en lunfa o en helado aliento

de la palabra ausente,

pero hay

la voz maldita

disponiendo no amarás

no amarás nunca si no es con abandono.

 

(Me llevó toda la vida

asumir al fin al enemigo,

al quintacolumnista solapado y artero

que organiza derrotas

con alta precisión y alevosía.)

 

Toda la vida es mucho

y todavía es duro

pelear contra el mandato enajenante

que una y otra vez rompió lo tierno

lo amado

               lo valioso.

 

Pero aún así yo estoy en el camino,

y todavía y sin embargo y aunque

mi voz se quiebre a veces

bajo el peso de tantos expedientes

y de tantas heridas

yo sigo en el camino.

 

 

 

 

 

Epitafio

 

Como en un sueño, vivió las escenas de su vida en dos lugares a la vez: desde adentro y desde afuera. Actor y espectador al mismo tiempo de una ficción siempre dramática. Nada lo conformó nunca. Y nunca quiso verdaderamente a nadie.

Se metió en la piel de cada personaje sin ser del todo nadie.

No sabe, no sabrá nunca en qué pensaba Dios cuando escribió el guión de ese film mediocre que es su existencia.

Si alguna vez se preguntó sobre el sentido de su vida, un helado vacío de muerte lo hizo alejarse aterrorizado del interrogante.

Transitó sus años de fracaso en fracaso.

Atravesó esta vida traicionando amores, sembrando dolor y llanto en el corazón de cada mujer que lo amó.

Pudo haber sido un grande en la música, en la literatura o en el teatro. Dios lo tocó con el brillo esplendoroso del talento para las artes. Sus manos describían recorridos mágicos sobre las cuerdas de las guitarras y la piel de las mujeres. Pulsó e hizo vibrar de pasión a ambas con la firmeza de un arquero zen.

Su voz cantó canciones bellas como las gotas de rocío en la hierba al amanecer, y con la misma fascinación que impone un hechicero, tomó para sí el alma y el cuerpo de mujeres valiosas y valientes a las que llenó primero de dicha y de palabras dulces y luego de mentiras e infelicidad.

Tuvo con ellas hijos, tuvo con cada una de ellas historias de amor apasionadas y tormentosas. Y a cada una también traicionó.

Tampoco fue un buen padre. Casi no fue padre de modo alguno.

De las muchas maneras de hacer huérfano a un niño, él ejerció la peor: la ausencia. No la de la muerte sino la fría ausencia del que no puede amar ni a su propia sangre.

Jugó con fuego vivo haciendo arder a cuanto ser humano abriera ante él su corazón.

Vivió en la tempestad y buscó la muerte cada día, fingiendo amar la vida.

 

Hoy es un punto oscuro,

solo,

desolado.

Hoy es un condenado por la propia inercia de sus actos.

Hoy carga con la cruz maldita

de la soledad,

de su destierro interno.

 

Hoy es sólo una sombra entre las sombras

una equivocación de dios

un mal recuerdo.

 

 

Autor: Rodolfo Cacho Rodríguez

 

Ha sido un gran ladrón, sigue siendo un gran contador de historias, poeta y sociólogo.

Los textos reunidos en esta plaquette fueron escritos en distintos momentos de los veintidós años que pasó preso.

 

El libro completo Contralápida y otros textos escritos en la cárcel puede descargarse gratuitamente en PDF desde nuestra biblioteca 

https://www.revistaextranasnoches.com/biblioteca

 

y comprarse en físico la tienda online de Ediciones Frenéticos Danzantes 

https://edicionesfrenetico4.wixsite.com/freneticosdanzantes/tienda-catalogo-1

 

 

 

 

Please reload

Todos los textos de está página pertenecen a sus autores, así como la mayoría de las imágenes. 

Si algún visitante siente vulnerados sus derechos de autor puede escribirnos a revistaextranasnoches@gmail.com  

que de inmediato retiraremos el material.

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

Revista Extrañas Noches –literatura visceral- 

ISSN: 2524-9266