Repetir salita

                     “El  que come y no convida  tiene un sapo en la barriga.”

 

Igual que como a los quince, toca, retoza, juega y se va. Le encanta  el Ring- Raje: se manda de una pero usa forros de muestra, le gusta la mujer deliveri, el amor “llame ya.”

Si la relación se enrosca y es menos superficial, le asalta la confusión y explota en gritos, resentido, no combina con su naturaleza posmo.

Confunde insignificancia con libertad: pasión de forro pinchado.

Repitió salita: todavía come solo, con su sapo en la barriga.

 

 “Mancha helada, no vale tocar”

 

Rompe las bolas con que quiere tocar. Es casado pero  insiste, insiste.

Hasta que ella lo deja tocar. Cuando un beso lo marca, esconde la mano,  silba bajito y se va.  Al rincón,  se esconde  vacío, se manda a pensar.

Repitió salita: Toca y  se va.  No sabe jugar.

 

Dice la maestra: “El que  golpea, no juega más.”

 

Quiere más, insiste. Repite que él puede con  todo, que de la esposa él  se va a encargar.  Pero se olvida la letra: de  tanto repetir el mismo verso, se equivoca. Le echa la culpa. No atiende más.

Repitió salita: Todavía golpea. No juega más.

 

 

 

 

 

Autora: Graciela Tubino

 

Soy profesora de letras, y  psicóloga. Hice varios talleres literarios y participación en dos antologías. Algunos cuentos circulan en red en la página blog de Elsa Osorio, durante un tiempo mi maestra de taller.

 

 

 

 

 

 

Please reload

Todos los textos de está página pertenecen a sus autores, así como la mayoría de las imágenes. 

Si algún visitante siente vulnerados sus derechos de autor puede escribirnos a revistaextranasnoches@gmail.com  

que de inmediato retiraremos el material.

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

Revista Extrañas Noches –literatura visceral- 

ISSN: 2524-9266