Inmola


¿Por qué los niños dibujan el cuerpo de los que aman?

Inmolarse en la palabra antes de caer en los abanicos donde caen los cuerpos distintos, cada uno en su lugar separado del otro en una pintura que no logra expresar los estadios del movimiento porque ver los pliegues de la rosa en una tela, es la imagen del recuerdo hacia la luz de la luz hacia la imagen la imagen, tus ojos el recuerdo. No seamos bobos al amar lo que tenemos lo que vendrá o lo que tienen, las calles saturadas de dichosos al medio día, el ritmo en comas del poema largo, versos cortos, las rehabilitaciones, los cadáveres perdidos al nacer, las salivas podridas en el provecho, la muchedumbre una sola lanza, el rojo bajo el telón de venas, hasta esos niños de papel en el aire muerto de este hogar todo, todo se inmola en la palabra nostalgia melancolía

las primas malditas del recuerdo.

Autor: Benjamín Salas Sadler

Estudio Edición Editorial en la UBA, escribo desde los 15 años por recomendación de la psicóloga, he pasado por distintos talleres de poesía, en Chile y Buenos Aires. Me considero un anti-poeto porque la poesía no es más que una maldición contraproducente.

Imagen de Paul Klee