M.S. ERGOSUMQISUM x 3

   -MEJORANDO PUNTERIA-

Hace 600 años…en los templos las tormentas caen fuertes y lxs aldeanxs esperan con ojos de ansia el milagro de que algún día, sea  tan fuerte la descarga del rayo, que las piedras se derrumben… 

 

Hoy a Todas y todos con el tiempo nos han formateado en sectores, en partes, en cuadrados, siguiendo imágenes planas, todxs cortadxs y partidxs, siguiendo en línea recta para llegar a la máquina moledora de sabia y de viento.

 

Pero en algún lugar se ve el símbolo necesario. En algún eslabón roto de la cadena; unas manos, unas miradas, unos cuerpos, se encuentran y desatan la expansión de los puntos fijos.

 

A partir de aquella vez que hablaron del sueño y de hacerlo materia, ya sin miedo; todas y todos construyendo y pariendo materia en asamblea en fuerza en puño en herramienta en socializar posibles despertares para así romper con el falso ideario, “increíble” e infame,  que impide  ganar corazón y sangre para poder entender que hay que dejarnos reconstruir y poder ser de verdad SERES.

 

Y saber que no se precisan rayos porque en días de sol y horizontes, propios y colectivos, las piedras y los metales se derrumban. Y así solo ser dueños de nuestro arte.

 

Mientras, nos alegramos de ver su mirada de vencidos y de impotentes al no poder impedir la alegría.

 

La mirada la piel el abrazo la piedra la bala la palabra el fuego el trabajo constructor que respeta lo universal y potencia lo natural.

Y el suspiro…

 

Ese suspiro pequeño para destruir y comenzar a construir  revolución para ser corazón de mundo nuevo.

 

 

 

                               Aquel boxeador oriental

 

Aquel que iba hasta Florencio Varela aguantando el cierre de los párpados

Para no pasarse, para no aferrarse más de lo que se debe al Halcón.

Y cuántas ciento cuarenta y ocho veces más se repetirá el viaje.

Aquél, pensaba en que los ojos grises, que le calmaban el dolor, lo esperaban.

Porque volvía con sus ropas de trabajo.

Porque su ropa era la obediencia al golpe en la oreja

Y al saber que había perdido la pelea

Antes que el asombro se volviera  coágulo y renguera

Por no parar los golpes.

Por no poder parar los golpes.

 

 

P: 314  316-II

 

Su magia-su milagro-su rectángulo.

Mis ojeras-mi ansiedad-mi punto (agonía) y aparte (suspiro)

Los dos en paralelas mirando con hambre el simple reflejo en el espejo.

 

Autor: M.S. ERGOSUMQISUM

 

Imagen tomada de 

http://imbratisare.blogspot.com.ar/2011/03/siempre-existio-la-izquierda.html

 

 

Please reload

Todos los textos de está página pertenecen a sus autores, así como la mayoría de las imágenes. 

Si algún visitante siente vulnerados sus derechos de autor puede escribirnos a revistaextranasnoches@gmail.com  

que de inmediato retiraremos el material.

© 2023 by The Book Lover. Proudly created with Wix.com

Revista Extrañas Noches –literatura visceral- 

ISSN: 2524-9266