Dark


Precoz caminé sin sombra a la par de los más menos,

Frágil pero elástico pogeaba con punketes.

Ahora en la oscuridad menguada,

Imagino a lo lejos una isla,

Y que todo lo demás es el océano.

La mamá de mi compañero, que era psiquiatra,

le dijo a mi compañero que yo no tenía personalidad.

Porque vestía igual que el tipo de la foto que llevaba en la carpeta.

Con camisa azul eléctrico que mi hermana cosió,

con saco negro sin cuello que mi madre confeccionó,

con pantalones de tela negra que mi hermano me dejó,

con zapatillas blancas de lengua ancha que mi padre me compró.

(Robert de frente, Robert de perfil, Robert deprimido… Robert Smith)

Pero yo nunca fui tan feliz como cuando era dark.

A la luz del celular escucho los grillos.

Precoz desperté en el sueño y caminé por la ciudad mía,

en el bar mío me senté a tomar.

Vi en mi cielo despejado una raya de humo que gritó mi nombre.

Leooooooooooooooooooo.

Ahora deseo dormir ¿Para qué seguir despierto? ¿Para qué despertar en el sueño?

Voy a dejar que la oscuridad entre en mis ojos, voy a cerrar mis oídos y esperar.

Autor: Leo Pedra

Este texto forma parte del poemario Nunca fui tan feliz como cuando era dark