kumbia i anarkia 1.9


no era de esos biajes ke asen las personas ke estan aseguradas, ke ya isieron sus garantias ke les fue saliendo el tiempo de bibir/ no era un biaje de paseo, lo sufisientemente brebe para no konoser nada i no afektar las empresas i el estado/ ai no abia la pas de las sierras o el mar, i eso no abian ido a buskar/ ni estaban para konbersar sobre el klima, los konsumos kulturales, los paisajes/ no yebaban el diskurso sindikal delx obrerx industrial/ ni eran personas a las ke les gusta enserrarse a estudiar, mirar la tele, jugar al futbol i nunka mirar del otro lado de la bentana/ no eran fieles representantes de la unika espesie ke inbento algo komo el trabajo i la disiplina i se puso a trabajar i dijo ke el trabajo es salud, el trabajo es dignidad, es nesesario, unibersal, siudadano, integral, sibilisado, legal/ por eso ubo entendimiento, algo de entendimiento/ en el rio seko el trabajo no existia i bibian igual, kon el tiempo libre, las manos bien sanas, sin kanser de utero de kimikos de limpiesa, sin ernias de lebantar sementos, sin respirar agrokimikos, sin orarios, i bibian igual, sembrando o no, robando a lxs garkas, interkambiando tejidos i leña i kolgandose a la elektrisidad i rajando a las ratas ke kerian kontrolar/ kon la maxima solidaridad i a los tiros fueron enkontrando una bida plasentera, las oras del dia para andar i leer i ablar i komer i pensar i ber i oler i no trabajar para lxs parasitxs/

el rio seko kombatia a kienes se kerian perfilar komo lideres o referentes tanto komo a las autoridades/ la pregunta por ela ojomocho no salio de ninguna boka, ebidentemente era una de esas istorias ke propagaban para aser entrar a sus surkos lo ke no komprenden i no kiere ke exista/ asi komo tambien sirkulaban kuentos terrorifikos aserka del rio seko, ke enbolbian al barrio en el misterio/ mucho se desia del rio seko, el barrio peligroso, fuera de la lei/ el lugar de donde nadie sale i al ke nadie ba/ el fantasma akostado a un lado de la abenida/ pero esa intimidad imajinada, okulta i tenebrosa no pudo kebrar el instinto de buskeda de fronteras destruidas/ los lugares sekretos no son sekretos son tan solo birjenes a los ojos propios/ el rio seko era un mito pero no un sekreto i estar en ese lugar era partisipar de la fiksion, era bibir lo inkreible/ asi fueron entrando al barrio, integrantes deskonosidxs, esperadxs, lxs ke kerian lograr lo ke ya estaba asiendose, lxs ke estaban asiendo lo ot

rxs estaban buskando, bardeos i espasios kontrasistema/

Autor: Nicolás Lupo

Facebook: Nico Lupo

Imagen de Iviinfraktora