• Leo Pedra

Ahora que hace tanto frío


Recién levantado, sin pensamientos estáticos.

La pava en el fuego y el televisor encendido.

Surgís del humo del café enroscándote en vos mismo,

formás tu cuerpo y mordés mi cuello clavándome los colmillos,

tus dientes huecos como sorbetes en mi vena y absorbes.

Camino por la calle, hago las compras en la peruana,

viajo en colectivos y nadie te ve.

Esa es verdadera soledad, filtración que pudre la madera.

Tenés el volumen de un gran felino que agazapado bebe del charco sin bajar la vista.

Ahora que hace tanto frío me pongo guantes,

gorro de lana y ando con vos incrustado en mi cuello,

flameando como una bufanda contra el viento.

Porque hay un huracán de cemento,

hay un huracán de vigas rotas y gente que no te ve.

Hay un huracán y su ojo se posa sobre el techo de mi casa,

toda la noche cuando duermo desnudo

y vos apoyando tus patas embarradas sobre el acolchado,

agazapado mordés mi cuello y chupás la sangre,

mientras en el cielo el ojo me mira, a su alrededor giran escombros

y cajones de verdura de la peruana.

Obra: Este texto forma parte del poemario Nunca fui tan feliz como cuando era dark

Autor: Leo Pedra

Su último libro, Los techos editado por Babeuf Libros, acaba de salir a la luz.

Facebook: Leo Pedra

Imagen de Emil Nolde tomada de http://es.wahooart.com/@@/8LHT2E-Emile-Nolde-Los-hombres-de-cabeza-Duster