• Federico Vecchio

Cristo en pelotas en mitad de la avenida


Cristo en pelotas en mitad de la avenida.

La muerte luce sus piernas de bailarina

detrás de un árbol fosforescente,

las esconde del silencio

abre la desolación de los segundos.

Los Invisibles

Los Desteñidos

Los Malignos

Los Santurrones

Los Hombres Prácticos

todos aferrados a sus esqueletos.

Ruge el cielo apuñalado;

la muerte se asoma como una estrella andrajosa

en el cielo blanco del mediodía.

Los perros ciegos

llueven en la avenida.

Los primeros en tocar el asfalto

brillaron con la nada.

¿Che y la madre... ?

Todavía no lo sabe...

Sólo el barro escucha

las campanadas de arena

de la quietud, de la estupidez.

¿No alcanzaron a llevarlo al hospital?

Cayó y la quedó...

Pobre idiota,

Subí a la vereda, vos...

Autor: Federico Vecchio